Génesis

Encontré mi libertad,
Grito al multiuniverso,
A todas las dimensiones,
¡Expulso mí ser a los 4 vientos!

Querida conciencia cósmica
Con latidos, pulsaciones y sangre verde,
Gracias por tu paciencia
A la espera verdadera
A que el tiempo me revele,
Pudiste ver a través de los pensamientos,
Tienes esa autonomía de no juzgar
Tus sucesos en la tierra
Que adoro escuchar,
Esa linda crónica que hoy te hace ser,
Porque vuelas y no te juzgas,
Aterrizas y emprendes vuelo
A cualquier hora.

– Es la similitud de nuestras esencias –
– Tus ramas conectadas a la tierra –

Arte de mi arte,
– Tuerce todo destino
Empeñado en morir,
Crecer, volver a florecer –
Fractura las hipótesis
Encargadas de encarecer
Todo lo que empaña nuestros límites,
Pero tú no tienes conclusión,
Ni tiempo,
Las rocas están con vida,
Todo lo muerto vive,
Cuando se acercan al faro de tu inspiración,
Estas comienzan a adquirir respiración,
Ese movimiento gracioso
Que se identifica a la vida,
Pero vive, solo por estar aquí.

No existe el antónimo de tu nombre,
No existe fin en tu creación.

Hoy,
Desbloqueado
Puedo escribir de ti,
Empedernido
Y enamorado de tu existencia.

Gracias a ti puedo volver a inspeccionar
La memoria,
La visión,
El habla,
El corazón,
El estómago,
El abdomen,
La raíz.

Anuncios

El Sonido

El reencuentro con el sonido
Implacable espectro de onda.
Me reinventa en una veta
Si lo busco en cualquiera
De nuestras sendas.

Nos da la respuesta
De nuestro interior
Nuestras preguntas intrínsecas
Si lo que pretendo es
Volver a la fuente
De lo que no se prefiere
Ver,
Hacer,
Ordenar,
Incluso manipular.

En la respuesta a lo magno,
En el camino de nuestros logros,
El salto inverso de nuestra alma,
Así mismo el pretexto
Se adueña de nuestras ideas,
Dándole espacio a la falsa verdad.

Exilio del ego

Devolveré el conocimiento a quien pertenece
Y esa idea de empoderar los rayos.
Exilio el ego,
Quedaré naufrago de materia,
Pero vacío para llenar de nuevo
El espacio vencido.

En el goce de nuestras mentiras,
Encuentro un bloque extraviado
– A propósito –
Por regalar un canal de comunicación
Al estómago.

Lanzarse es querer,
Amar de nuevo
Querer de nuevo
Y desbloquear el corazón,
A esta bienvenida del Ser

Amarte de nuevo,
Apegar los exilios olvidados,
Repartir una siesta,
Así el proceso químico de los pensamientos
Descansa eternamente a la vibración,
A toda la moción de las células.

Ya no soy.

– Estoy feliz de verte de nuevo. –

A un paso de ser rescatado

Miré hasta que mi alma escondida
Participó en el baile
Que generaba gracias a su arte,
– Dichoso con sus maravillas en la casa –

Me calmó con su iluminada madrugada
Llena de sueños colmados de expansión
Y así pude seguir soñando despierto,
Sin pensar, pude olvidar mi otoño,
Gracias a unas hojas que vi nacer,
Y estas a la vez,
Limpiaron mi cara.

En estos sucesos,
En mi actual silencio,
Retiro los enseres rotos
De la psique humana,
Casi observando el exilio
De mi propia marcha.

Desde aquí me veo,
A un paso de ser rescatado,
La sensación de amor me rodea,
Entra por la garganta
Y se queda en el corazón,
Dejando una película que fortalece
El alma.

Mi regreso, el amor propio y el amor.

Anda a buscarte y vuelve con todo,
Si me obtengo de lo olvidado,
Podría entender el presente,
Inclusive lo etéreo,
Me obsequio un presente reloj
Que detiene estas cortinas,
Unas que esconden el pasado
Y el futuro.

La ansiedad guardada de este reloj
Manipula la mente
Me hace omnipresente,
Probablemente un semi-dios.

Ahora bien,
Como tal objeto no existe,
Manifiesto mi grave poder
Hacia la ventana,
Recogiendo el instante
De la llave de agua corriendo.

Ahora bien,
Casi presente, más bien feliz,
Puedo calcar la musa a mi lado
Y recojo el instante
De sus piernas eternas,
Sus brazos tocando las estrellas
Y la guitarra acústica de su cintura
Cooperan en mi presencia con su arte,
Con regalos naturales de su esencia
Que a ratos de melancolía
Dudo merecer,
Pero me acuerdo de todos los llamados
Del alineado Ser,
Uno que contaba con luz y oscuridad,
Ese mismo que tanto tiempo esperé.

La vestimenta de tu alma
Adereza mi cabeza.

Quiero escribir de ti

Empieza a comenzar este sendero,
De nuestros sueños que venían con el transcurso del tiempo,
Aunque este no sea visible,
Pero sensible al momento de desconectar el enchufe de la mente,
En otras palabras,
Empezar a dejar de pensar.

Empieza a comenzar este sendero,
Al sentimiento, el sentir.
Cierren los ojos para comenzar a observar el tiempo interior,
De los parpados trazados para descansar de lo externo,
Para ingresar a los universos paralelos.
Traten de dejar de comentar los ingresos verdes,
Ajenos, fríos, una fluctuación entre lo mundano y lo real.

Cierra los ojos,
Que tengo unas cosas que sentir,
Antes de empezar a pensar,
Tengo algunas cosas que sentir,
Algo como dormir una siesta,
Que me contempla, sin ser verídico,
De lo abstracto
De tener que imaginar,
Una vez más, en mis sueños, sin poder soñar,
Algo como imaginar un recuerdo falso,
¿Estaré recordando?,
¿Por qué este sentimiento de que te estoy recordando?

Una vez despierto,
Siento que le debo contar al mundo,
Sobre nuestro encuentro:

Quiero escribir de ti

Quiero escribir de ti,
Contarle al mundo mi sentir,
Pero no puedo,
No importa, no puedo,
No salen melodías,
Menos los versos.

No me desespero,
Porque sé que en un futuro
Saldré de esto,
Porque sé que en este momento:
Estoy viviendo.

Quiero contar sobre ti,
Por un momento
Dejar las balas de la tinta a un lado,
Intercambiar por versos de amor.

Quiero contar sobre ti,
Pero no puedo,
Manifestar en pleno vuelo,
El canto que puedo sentir.

Quiero contar de ti,
El cosmos dibuja en ti
Su propia esencia
Y así repito en el infinito
Que no te quiero para mí,
Te quiero para el mundo.

Quiero contar sobre ti,
Pero no puedo.
Queda atascado en mí,
Una verde enredadera
Gritando libertad.

Nos buscamos en un lugar
En donde no existía magia
En cómo nos encontramos
Directamente al fin
No existen procesos de coincidencia
Solo el fin, encontrarnos.

Elegirnos,
Seleccionarnos,
Vibrarnos,
Observarnos eternamente,
Hasta que no se termine
– Esto es imperecedero –
Mientras gozo,
Lo que no se obtiene
Con trabajo ni esfuerzo,
Solo fluyendo.

Desde aquí,
Olvido el disimulo,
Tanta cantidad,
De un universo completo
En la mariposa de tu pecho.
Puedo detenerme aquí,
Con un te amo,
Pero no hay limitante
Ni prefiero definir esto.

– A la mierda las definiciones –
Y de la imagen que creamos de nosotros
– Prefiero un constante vuelo –
Y dejar los altares volteados.
Crecer contigo,
Despegar de los supuestos,
En fin, emprender el vuelo.

El largo de tus piernas,
Logré mirar desde lo hondo,
Amando los espejos del alma,
De un amor indeterminable

Vez,
Escribí que no puedo,
Pero observo lo redactado
Y no encuentro aun manera
De explicarle al mundo
Lo que se siente
Estar cerca de ti.

Eres un sueño,
Modificas los relojes,
Jugadores internautas,
Buscando reflejos,
Quizás recuerdos.

En resumen,
No hay mayor entrega,
De lo despistado
Internamente,
Alterado,
Con tal ausencia,
Que hace que introduzcas
Estos libertinajes,
Conscientes,
Autóctonos,
Didácticos,
Vómitos,
Hacia afuera, tanto que observo
Estos movimientos
Químicos del cerebro.

Si. Termino este escrito con un
Te amo.

Lo importante

¿Cuando le empecé a tomar
Importancia a lo que no importa?
¿Cuando empecé a observar
Lo que es material?

Estoy viciado
En mirar las almas,
introducirme en profundidad
De vuestras esencias

Vivo en lo que importa,
Tanto que me despreocupo
Del habitante poeta,
Un tanto perdonado.

Una noche de estas
Observé una nebulosa
Que irradiaba presencia,
Incapaz de correr la vista,
Intenté alejarme de ella,
– Sin éxito –
Me enseñó el equilibrio,
entre ser y observar

Empezó a ser visible
lo que para el poeta
todo era tan invisible,
¿Por qué el cambio radical?

Respirando de día

Una vez que llegué aquí,
Obviamente desde otro locutor,
Reviso los sucesos actuales,
Los que dejó el hermano de turno.

Dejando en clave a un tal volador,
O era planeador?
– no recuerdo bien -,
Esta visión concuerda
Con lo que había olvidado,
Cómo se enfrenta al abismo,
Planeando,
Esquivando los vientos
Que hacen la resistencia a este cuerpo.
Como un juego entre la distracción
Y el quehacer del presente.

Me lanzo,
Ya ni si quiera el viento nos detiene.
En este abismo horizontal,
Mencionado anteriormente,
Como El Tiempo.

Respuesta a la libreta encontrada

La libreta volvió,
Pensé que había escrito más,
Llegó con escalofríos incluidos,
Volvió con mi alma
Que se había quedado con ella,
Sin embargo, viene una sensación
Despiadada al horror anterior,
La incomodidad se esfumó,
Gracias por aparecer.
Llegó con un puñado de amor,
Llegó con el sentir,
Me preguntó por un extraviado yo,
Uno que me acompañó en la ausencia,
Igual te extrañaré querido mío,
Lo hiciste bien,
Desaparece el esfuerzo,
La intención,
Llega el propósito en forma de expresión literaria,
Un camino clarificado,
Un deseo de la intemperie mental,
Los ecos que eran concurrentes al espacio espacial
Que me preguntaban por tanto vacío.
El color amarillo y verde,
Dije,
Sintiendo,
Me llamo diego.
Diego ausente,
Te extrañaré tanto,
Te felicito.

Resumiendo esta sensación,
No me avergüenzo de pensar,
Ni un poco.

En otras palabras,
Volví a verme en el metro,
En el reflejo de la puerta,
Me pude ver,
Sentir,
Y me encontré encantador.