Realidad integrada

La realidad se almacena en el cerebro,
La calamidad se relaja en el pecho,
El augurio comienza al primer síntoma
De liberación del victimario.
Al pensar en saber esto,
La mente se oxigena,
Se liberan endorfinas
Que lavan los sentimientos.
Dudo un momento de ser el objeto
Del acomodado sufrimiento,
Pero gracias al momento
Freno tal pensamiento
Y ceso con los intentos.

¡Por fin!
Gritó el cerebro,
Sintió un descabellado reencuentro,
Similar al alucinógeno que recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s